Nuestra Belleza Latina 2013, genera descontento

Univisión es la mayor cadena hispana de televisión en los EE.UU. Eso mismo ha hecho que el reality show Nuestra Belleza Latina tenga tanta sintonía y la vez detractores como en el caso de la noche de ayer.

La cadena Univisión tratando de cubrise de las críticas inmediatamente emitió un comunicado diciendo: “Más de 32 millones de votos decidieron a la nueva ganadora de Nuestra Belleza Latina. Les recordamos que estos votos llegan directamente de la compañía Telescope y no de Univision.”

Marisela Demontecristo - Belleza Latina 2013. Foto A.Mateo/Univision

Marisela Demontecristo – Belleza Latina 2013. Foto A.Mateo/Univision

Ningún latino puede renegar de la belleza de sus mujeres. Y ese no es el punto. Tampoco son los objetivos de la actual ganadora, Marisela Demontecristo que son amplios, profundos y muy respetables:

Yo aquí entré con un objetivo: con el dinero poder ayudar a mi mamá y poder operar a mi sobrinita que nació con el estómago dado vuelta, con todos los intestinos para afuera. En su momento la operaron y quedó mal. Debe tener una nueva cirugía pero en mi familia no teníamos el dinero para operarla. Ahora sí podré salvarle la vida

Para entender un poco la discrepancia hay que entender la constiución demográfica de los más de 50.7 millones de latinos en Norte America. En la década del 90 la distribución obedecía más a grupos como los mexicanos, centro americanos, puerto riqueños y dominicanos. En la actualidad la dispersión es el denominativo pero siguen predominando los ciudadanos mexicanos [Ver tabla 2].

Según el PEW Hispanic Center los 10 grupos mayoritarios de población que se identifica así misma como latina o hispana en los EE.UU. son, en ese órden: mejicanos, puertorriqueños, cubanos, salvadoreños, dominicanos, guatemaltecos, colombianos, hondureños, ecuatorianos y peruanos.

Aquí esta el problema. Conociendo la idiosincracia de nuestros hermanos, y de forma segada puedo decir que cada vez que una candidata participa, esta tiende a obtener los beneficios de su comunidad, de la gente del grupo al cual pertenece. Porque no son los jueces las que finalmente eligen a la Belleza Latina, es la comunidad con sus llamadas y mensajes de texto. Imaginen las posibilidades que tiene una mexicana o una boricua frente a las de otras nacionalidades?

Marisela de su cuenta en Twitter

Como habrán notado los dominicanos son el grupo que le sigue a los salvadoreños en este país, y por ello el descontento de ver perder a su candidata Audris Rijo. En varios comentarios en Facebook (También en Twitter-#NBL) y reproducidos por El Mamey News, los dominicanos han acusado de fraude a Univisión aunque sin mayores fundamentos. Griselda Bueno una periodista de República Dominicana, escribió: “En nuestra fea latina gano El Salvador!!!”

Pero puede que la demografía no fue la única que favoreció a la séptima Nuestra Belleza Latina 2013. Desde el inicio Audris Rijo tuvo un incidente público que pudo haberla retirado de la competencia. La aparición de unas fotos eróticas personales suyas, aunque la joven aseguró que su celular fue robado.

De sorpresivo fue calificado el desenlace. La misma Marisela Demontecristo quien así mismo se reconoce como La Cenicienta, por provenir de una familia humilde, le dijo al HuffPo que estaba muy sorpendida de haber ganado.

@mamalatina hizo un retweet soportando el éxito del evento: “El show Nuestra Belleza Latina recibió más votos que cualquier otro show hispano! Más de 32 millones! Wow!” Y así diferentes otros grupos de hispanos.

Lo cierto es que aunque los procedimientos de elección pueden cambiar, la decisión ya fue tomada y hay que darle el crédito a quien se ganó la corona. Marisela es la nueva Reina de Nuestra Belleza Latina 2013, quien al recibir la corona de Vanessa De Roide, la reina saliente, no pudo ni siquiera llorar, solo expresó: “Thank you for always helping me.”

PEN Festival Mundial de las Voces de la Literatura Internacional

A partir de la primera guerra mundial fue el PEN American Center quién veló por el peligro al que estaban sometidos los escritores nortemaericanos. Y la tradición continua. Hoy en día el Centro Norteamericano de la Pluma ya rebasa fronteras y es una organización mundial que se asegura que las personas al rededor del mundo tengan la libertad de expresarse a través de la literatura, la información y las ideas. Y hace igualmente posible que todo el mundo tenga acceso a los puntos de vista, ideas y literatura de otros.

PEN American Center - Derechos Reservados

PEN American Center – Derechos Reservados

Pen American Center es una comunidad de novelistas, periodistas, editores, poetas, ensayistas, traductores, agentes y otros profesionales e inclusive formada por un número mayor de lectores y admiradores que juntos llevan a feliz término la misión y el trabajo de PEN. Tienes 10 programas que pueden ser analizados en su sitio web, entre ellos, Freedom to Write (Libertad para Escribir) y World Voices Festival (Festival Mundial de Voces). El primero que defiende a los escritores y protege la libertad de expresión en EE. UU y el mundo; y, el segundo que presenta y celebra el trabajo intercultural de escritores de todo el mundo.

Durante una reunión con gente de Global Voices tuve la oportunidad de conversar y enterarme del trabajo de esta organización, gracias a Deji Olukotum. Miembro participante de los Programas Intrenacionales para la Libertad de Escribir en Nueva York. Hablamos de muchos aspectos incluso de lo que sucedía en Ecuador con Fundamedios. Pero lo que destacó fueron las activiades de PEN y el próximo PEN Festival Mundial de las Voces de la Literatura Internacional a celebrarse del 29 de abril al 5 de mayo en la Capital del Mundo.

Existen varios destacados escritores latinoamericanos y ecuatorianos pero el único que destaca en el evento de PEN es el autor de Las Venas Abiertas de America Latina (pdf), Eduado Galeano. El escritor uruguayo estará presentando junto a Jessica Hagerdon sobre la intersección de la literatura y la política. La sesión a desarrollarse en el Tishman Auditorium (The New School) a partir de las 5PM el 4 de mayo del 2013, busca descubrir el momento en el que la política se convierte en una actividad poética y el cómo la poesía no le teme a la política.

La Jueza de la Corte Suprema en EE.UU., Sonia Sotomayor (My Beloved World, es un libro de sus memorias), es otra de la invitadas de honor para ofrecer su dicurso en nombre de la Arthur Miller Freedom to Write

La lista completa de participantes este año puede ser leída o vista haciendo click en los enlaces.

[Los Hispanos también apoyan a] Barack Obama para la re-elección

Entramos a la recta final de la campaña electoral en Estados Unidos. Pues según las encuestadora existe un empate técnico por ello se busca el voto a paso redoblado. Varios republicanos han desatendido sus filosofías y han ido tras el apoyo al Presidente. Y hoy el prominente diario neoyorquino El New York Times se ha adherido a la plataforma del Partido Demócrata. A continuación una traducción incompleta de las razones por las cuáles los hispanos en Norteamérica también deben el apoyo a su presidente.

Obama para la re-elección en el 2012 – Foto de ‘jurvetson’ en Flickr.

La economía se está recuperando lentamente de la crisis del 2008, y el país podría sufrir otra recesión si las políticas equivocadas se afianzaran. Los Estados Unidos está circunscrito en regiones inestables que fácilmente podrían terminar en un verdadero desastre. Un asalto ideológico de la derecha ha comenzado a socavar la ley de reforma de salud fundamental aprobada en el 2010. Esas fuerzas están erosionando el acceso de las mujeres a servicios de salud, y su derecho a controlar sus vidas. Casi 50 años después de la aprobación de la Ley de Derechos Civiles, los derechos de todos los estadounidenses se han disminuido por la determinación del la derecha de negar los beneficios de matrimonio a un grupo seleccionado de nosotros. Sorprendentemente, incluso el derecho a votar muy está siendo desafiada.

Ese es el contexto para las elecciones del 6 de noviembre, y tan claro como está, la decisión es muy clara.

El presidente Obama ha mostrado un firme compromiso con el gobierno para ayudar a fomentar el crecimiento. Ha elaborado políticas sensibles de presupuesto que no se dedican a la protección de los poderosos, y ha trabajado para salvar la seguridad social y proteger a los indefensos. Obama tiene impresionantes logros a pesar del implacable muro erigido por la negativa de los Republicanos del Congreso tan empeñados en detenerlo que se corría el riesgo de llevar a la nación a la depresión, han mantenido su credibilidad en niveles bajos, y han obstaculizado la recuperación económica.

Mitt Romney, el ex gobernador de Massachusetts, ha llegado hasta aquí con una astucia que le permite decir lo que piensa que el público quiere escuchar. Pero él se ha vinculado a las fuerzas ultraconservadoras que controlan el Partido Republicano y enarbola sus políticas, incluidos los recortes presupuestarios imprudentes y las ideas de engaño ya desacreditadas de hace 30 años. Los votantes pueden todavía estar confundidos acerca de la verdadera identidad de el Sr. Romney, pero saben que el Partido Republicano, y una administración Romney reflejaría su agenda. La selección del Sr. Romney del representante Paul Ryan como su compañero de fórmula, dice mucho acerca de eso.

Hemos criticado las decisiones individuales de política que el señor Obama ha hecho en los últimos cuatro años, y hemos sido impacientes con su falta de voluntad para lanzarse a la lucha política. Sin embargo, se sacudió de la indecisión que le costó el primer debate, y se acerca a la elección claramente listo para las batallas partidistas que seguirían a su victoria.

Estamos seguros de que desafiará a los Republicanos en la batalla del “acantilado fiscal” incluso si eso significaba convencerlos, dejando que los recortes fiscales de Bush expiren y obligándolos a enfrentar el secuestro presupuestario que ellos crearon. Elegir a Romney eliminaría toda esperanza de reducción del déficit que incluiría mayores ingresos.

En la atmósfera venenosa de esta campaña, puede ser fácil pasar por alto muchos logros importantes de Obama, incluyendo el impulso a los estímulos económicos, el rescate de la industria automotriz, la mejora en los estándares de eficiencia del combustible, y realizar dos muy buenas nominaciones para la Corte Suprema.

Atención Médica

Obama ha conseguido las reformas de salud más amplias desde la aprobación del Medicare y Medicaid en 1965. La ley de reforma da un gran paso hacia la cobertura universal de salud, un paso final en el contrato social.

Es sorprendente que el Sr. Obama y los Demócratas en el Congreso fueran capaces de conseguir la aprobación de un proyecto de ley más allá de la oposición republicana. Sin embargo, las distorsiones propagandísticas de los republicanos de la nueva ley, les ayudó a recuperar el control de la Cámara, y ahora están decididos a derogar la ley.

Eso eliminaría los muchos beneficios que la reforma ya ha dado: Permitir que los jóvenes menores de 26 años permanezcan en las pólizas de sus padres, menores costos de los medicamentos para las personas con Medicare que son los grandes consumidores de medicamentos con receta; inmunizaciones, mamografías y anticonceptivos gratuitas, la prohibición de por vida a los límites de pagos por parte de las aseguradoras. Las compañías de seguros no pueden negar cobertura a los niños con condiciones preexistentes. A partir del 2014, las aseguradoras deben aceptar a todos los solicitantes. Una vez que estre en vigencia, la nueva ley comenzará a controlar los costos de atención médica.

Romney no tiene un plan para cubrir a los no asegurados más allá de su asumpción insensible que ellos van a utilizar las salas de emergencia. Él quiere usar los programas de cupones para elevar más los costos de Medicare a sus beneficiarios y bloquear beneficios para elevar más costos de Medicaid a los estados.

La Economía

Obama impidió otra Gran Depresión. La economía estuvo erosionada cuando asumió el cargo en enero del 2009. Desde junio de ese año ha estado creciendo, y ha seguido así desde entonces (aunque a un ritmo que decepciona a todos), en gran parte gracias a las intervenciones del Sr. Obama lideró, como la ley de estímulo de $84 mil millones. Los republicanos dicen que ha fallado, pero ha creado y conservado 2,5 millones de empleos y ha evitado que el desempleo llegue al 12 por ciento. La pobreza habría sido mucho peor sin los miles de millones gastados en Medicaid, cupones de alimentos y subsidios por desempleo.

El año pasado, Obama presentó un plan de trabajo que incluye el gasto en reformas escolares, proyectos de reparación de carreteras y puentes, ayuda para los estados, y más. Fue bloqueado por los republicanos. Contrario a las afirmaciones del Sr. Romney, Obama ha hecho cosas buenas para los negocios pequeños – como promoverlos a través de más deducciones fiscales para equipos nuevos y recortes de impuestos temporales por la contratación de desempleados.

La regulación financiera Dodd-Frank fue un hito importante. Sigue siendo un trabajo en proceso, pero estableció la Oficina de Protección Financiera al Consumidor, que inició la reforma del mercado de derivados, e impuso mayores requisitos de capital para los bancos. Romney quiere derogarla.

Si es reelegido, el Sr. Obama estaría en condiciones de dar forma a la “gran negociación” que finalmente podría combinar estímulos como la ley de empleo con una reducción del déficit a largo plazo que incluye dejar que los recortes fiscales de alto impacto de la era Bush expiren. El estímulo debe ser lo primero, y la reducción del déficit cuando la economía se fortalezca. Obama no ha sido tan agresivo como nos hubiera gustado haciendo frente a la crisis de vivienda, pero ha incrementado sus esfuerzos en las modificaciones de refinanciación y préstamos.

El plan económico del Sr. Romney, de lo que se sabe sobre este, es regresivo, se basa en grandes recortes de impuestos y desregulación. Ese tipo de plan no fue la respuesta después de la crisis financiera, y no va a crear prosperidad en general.

Derechos Civiles

El hecho extraordinario de que la elección del Sr. Obama en el 2008, no marca el comienzo de una nueva era post-racial. De hecho, el trasfondo constante de racismo en la política nacional es verdaderamente preocupante. Obama, sin embargo, ha revertido políticas de la administración Bush que han erosionado los derechos al voto de las minorías y ha luchado por leyes, como las de Arizona, que buscan convertir a los inmigrantes indocumentados en una casta de criminales.

La odiosa regla militar “no preguntes, no lo cuentes” finalmente fue eliminada, bajo la dirección de la administración de Obama. Aún quedan grandes obstáculos a la igualdad que deben derribarse, incluyendo la Ley de Defensa del Matrimonio, la ley federal indignante que atenta contra los derechos de los homosexuales y lesbianas, incluso en estados que reconocen esos derechos.

A pesar de que le tomó a Obama un tiempo para hacerlo, se sobrepuso a sus dudas sobre el matrimonio homosexual y le declaró su apoyo. Ese apoyo ha ayudado a impulsar movimientos de todo el país sobre la igualdad en el matrimonio. Su Departamento de Justicia también ha dejado de defender la Ley de Defensa del Matrimonio frente a los problemas constitucionales.

Romney se opone a los matrimonios homosexuales y apoya la ley federal, que no sólo niega beneficios federales y el reconocimiento de parejas del mismo sexo, sino que permite a los estados hacer caso omiso a los matrimonios realizados en otros estados. Su campaña declaró que el Sr. Romney no se opondría si los estados también prohíben adoptar por parte de parejas del mismo sexo y restrinjan los derechos de estos para visitas a hospitales y otros privilegios.

Romney ha tenido cuidado en evitar los esfuerzos de algunos republicanos para penalizan el aborto, incluído el caso de mujeres que han sido violadas, incluso por miembros de la familia. Él dice que no se opone a los anticonceptivos, pero se ha comprometido a negar fondos federales para Planned Parenthood, del que millones de mujeres dependen para su planificación familiar.

Por estas y muchas otras razones, con entusiasmo apoyamos al presidente Barack Obama para un segundo mandato, y expresamos nuestra esperanza de que su victoria estará acompañada por un nuevo Congreso dispuesto a trabajar por políticas que los estadounidenses necesitan.

La deuda nacional de los Estados Unidos – Parte II

En lenguaje coloquial se dice que cuando el hambre entra por la puerta, el amor sale por la ventana. Esto para establecer el parámetro doméstico y básico de cuan importante es el aspecto financiero y económico no solo en la familia pero en la sociedad en general y al cual todos estamos llamdos a comprender y aplicar sabiamente para un amejor superviviencia nuestra y la de los de nuestro entorno.

Hace unos mesew les presenté la primera parte de cómo la Casa Blanca se está quemando debido a la crisis económica que empezó el 2007 y de la cual aún los norteamericanos aún no han salido.

Y es que a pesar de los préstamos a los principales causantes de dicha crisis, el estado (norteamericano en este caso) ha estado en completo despliegue justo en esta época, como la fuente de seguridad para los que menos tienen. No hablamos de Bill Gates, Warren Buffet o los Walton, ni de los hermanos Koch, pues ellos difícilmente necesitan ninguna ayuda estatal.

Para entender el tema del déficit y los compromisos que la sociedad y los políticos necesitan enfrentar para bajar la deuda a almenos el 50 por ciento del PIB de los EE.UU., en los próximos años, es necesario establecer el tipo de sociedad que deseamos. Necesitamos una sociedad en la que la inovación , la creatividad y el trabajo duro sean el emblema de orgullo de esta nación pero sin olvidar a aquellos con necesidades extremas para que no pasen hambre y vivan en el desamparo. No podemos olvidarnos de ese 47 por ciento del que habla uno de los candidatos presidenciales.

La idea de que responsabilidad fiscal significa grandes recortes en el gasto en los rubros de Seguro Social y Medicare no son simplemente falsos. Pero eso tampoco quiere decir que no debamos todos contribuir para que el estado como tal no sucumba y ocurra lo que está sucediendo con otrora respetables economías, a decir: Irlanda del Norte, Grecia y España. La situación es muy simple, cada vez que existen reducción del gasto, este termina afectado al pueblo en el largo plazo. Eliminar ‘malos’ programas gubernamentales para balancear el presupuesto es simplemente una quimera.

Cuando dije que todos debemos contribuir estaba hablando de impuestos. Los EE.UU es uno de los países más ricos del mundo, pero donde se paga menos impuestos que otros países ricos e industrializados. Para el colmo otros evaden impuestos (transnacionales), los más ricos pagan menos que la clase media de manera proporcional, y existen los que no pagan nada al cobrar por servicios al contado (indocumentados).

Desafortunamente, puesto que algunos que leen este artículo pueden mal juzgarme, la única manera de cubrir ese trillón en el déficit actual, es elevar impuestos, reducir el gasto o una combinación de los dos. Solo que los que legislan tienen diferentes opiniones de cómo reducir ese gasto. O prefieren el sainete político antes que asumir el rol que el pueblo les asignó.

Tal como lo proponen los  Republicanos, el reducir beneficios sociales en los dos principales organismos arriba mencionados, buscan mantener los impuestos bajos. Pero esa redistribución solidaria se da desde los pobres hacia los ricos. Lo que buscamos es que se mantengan al menos los beneficios actuales, subir impuestos significa una redistribución desde los ricos hacia los pobres. Asumiendo eso sí, que dichos incrementos de impuestos sean progresivos.

Recuerde usted que la deuda externa y el déficit son solo números!  Una deuda nacional de 10 trillones le puede significar a cada norteamericano una deuda de $ 30.000.  Sin embargo eso no significa que alguien venga a cobrárselos.

Por qué el ciudadano debe preocuparse de su deuda nacional?

El gobierno es como una familia (peyorativamente hablando).  Los gobernnates deben operar bajo sus propios límites, tal cual una familia lo hace.  El gobierno como representante del estado debe traer más ingresos para cubrir sus gastos, si no lo hace, debe reducir los gsatos, es decir balancear su presupuesto.

Aunque el gobierno en realidad tiene otras opciones que una familia, el ejemplo sirve. La gestión gubernamental puede llegar subir impuestos e imprimir más dinero si quiere. Pero si imprime más billetes, podría generar inflación y ese no es el punto.

Pero estamos asumiendo que la administraciónun de un estado es como llevar una familia.  Las familias generalmente gastan más de lo que producen en un determinado año.  Y equilibran su presupuesto pidiendo dinero. Estas familias entran en ‘déficits’ para pagar la casa, un carro, la universidad, emergencias médicas y otras cosas. Nadie le puede prohibir a una familia que se endeude.

Incluso en el S&P 500 es cierto esto. Las compañías agrupadas en este grupo de Wall Street, tienen muchas mas deudas que equidad (dinero). Eso significa que  estas compañías piden ingentes sumas de dinero para  invertir en nuevos proyectos o simplemente para comprar de nuevo stock. Es la razón por la que se adquiera una deuda. Pero los EE.UU deben sostener a los más necesitados, ese ese un buen negocio?  El Departamento del Tesoro puede incrementar impuestos, imprimer dinero o fallar en su promesas sobre los bonos del Estado, para traer ingresos.

En otras palabras, el gobierno norteamericano siempre puede pagar su deuda pidiendo más dinero a través de su bonos.  El gobienro federal de los EE.UU. aún goza del mejor crédito en el mundo y por eso todos quieren comprar bonos de los Estado Unidos.

El tema es que nosotros como parte de esta generación podemos consumir todos nuestros ingresos, vivir felices ahora o podemos ahorrarlo fomentando el crecimiento económico que eventualmente beneficiará a nuestros nietos en el 2070. Así que importa más cómo el gobierno se gasta el dinero que cómo financia dicho gasto. Actualemnte como una forma de impulsar la economía se castiga el ahorro y se privilegia el gasto.

Eso explica porque las tasas de interés a corto y largo plazo apenas promedien en 1 por ciento anual!

El sostener el Seguro Siocial y el Medicare implica acumular carga sobre la espalda de futuras generaciones. Los jóvenes cediendo ingresos a los mayores. Pero los jóvenes dependen de lo que la sociedad capitalsita se conoce como productividad.

El estandar de vida de una sociedad depende del volúmen total de productos y servicios que puede producir por persona. Y el secreto para un mejor estilo de vida es la productividad. Si cada trabajador es capaz de producir más productos y servicios que lo que produjo el año anterior, entonces  habrá más de todo para todo el mundo. Y la producticidad en los EE.UU se ha cuadruplicado desde que existen datos atrás en 1947.  Esa producitivdad crece al nivel del 2.3 por ciento anual en promedio.  Eso sería suficente para pagarles a nuestros futuros retirados.

Después de todo esto queda un tautología. Ahora que el crecimiento económico es lento y los déficits son altos, la gente debate si es mejor incrementar el gasto y recortar impuestos para estimular la economía y a la vez incrementar el déficit; o, recortar el gasto, incrementar impuestos para reducir el déficit  a costa de limitar el crecimiento económico del país. Una adeuda creciente y un continuo pedido de dinero producen intereses más altos, disminuyen el crecimeinto económico y nos deja mal parados todos.

En la otra mano, cada vez que el crecimiento disminuye y los déficits crecen, necesitaremos recortar servicios del gobierno y realizar reducciones aunque modestas al Seguro Social y al Medicare.

La solución a este galimatías decidirá si el país como el cual no hay otro, con dos siglos de responsabilidad fiscal, siga la senda de Grecia actual.  Los EE.UU no es inmune a las crisis fiscales, No ocurrirá pronto pero nadie sabe cuando podría suceder si nuestros lídres no se desprenden del partidismo y piensan en la sociedad en general. Que los ricos paguen un poco más y no empujen leyes que beneficie a los adinerados únicamente.

Ultimadamente el propósito del gobernante de turno es mejorar la vida de sus habitantes, no establecer un balance en su presupesto. Con la crisis actual casi nadie ahorra. Y tampoco tiene sentido con tan bajas tasas.  Todo el dinero producido se utiliza en el consumo.  El promedio de ahorro en la década del 70 era de 9.6 en un hogar norteamericano y de ahí empezó a disminuir a partir de los 80 hasta alcanzar su punto más bajo cuando empezó la crisis en el 2007, a un nivel del 1,5 por ciento en cada hogar norteamericano.

En tiempos de ausencia de certeza económica todos quieren dólares norteamericanos. No euros, no yuan, no yenes! Si el dólar sigue con su domino global, podemos estar seguros. Pero si esa demanda disminuye, lo cual bien podría predecirse para los próximos 30 años.

La deuda actual representa un 70 por ciento del PIB y podría saltar a un 76 en el 2021.  Y este país puede soportar según datos del Fondo Monetario Intrenacional un shock que le lleve a un incremento del 50 por ciento de la deuda respecto de su PIB. Pero no toleraría un shock del 100%.

Es tiempo de movernos de la falsa idea de ser ricos solo en ‘papeles’, preocuoparnos menos del consumo y concentranos un poco más en el ahorro. Puede que los políticos en Washington no decidan apropiadamente y debamos utilizar nuestros ahorros, porque si es así, ni habrá Seguro Social, peor Medicare para cuando nuestros hijos sean ancianos.

Y en este noviembre usted puede influir en curso de la historia de los EE.UU.

Los trabajadores migrantes ecuatorianos mejor protegidos con reciente acuerdo

Embajadora Nathalie Cely, la Secretaria de Trabajo de EE.UU., Hilda L. Solis; y otros invitados a la ceremonia en Washington, DC.

En EE.UU. todos los trabajadores están protegidos por las mismas leyes laborales sin importar su estado migratorio. Esa es una declaración de principios que en muchas ocasiones no se pone en práctica por desconocimiento de la ley o simplemente por temor a no tener documentos migratorios en regla.

Existe la buena intención del Departamento de Trabajo, bajo la dirección de Hilda Solís, de hacer cumplir esos derechos en los trabajadores sin importar su estado migratorio. Para ello este mismo Departamento ya ha sucrito convenios con otras embajadas como la de México, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, República Dominicana e India.

Sin embargo el día de ayer cuatro países más han suscritos convenios en ese sentido: Ecuador, Honduras, Perú y las Filipinas. Por ello estuvo presente junto a otros embajadores en Washington la representante del Ecuador, Natahlie Cely.

El acuerdo permite la protección de cada una de las personas que trabajan aquí, independientemente de su estado migratorio dijo la Secretaria del Trabajo en EE.UU. El texto del acuerdo publicado por el Departamento del Trabajo sostiene:

“Los acuerdos celebrados hoy contribuyen a garantizar que estos trabajadores tomen conciencia de su derecho a un entorno laboral seguro y a recibir el pago total de los salarios que les corresponden según las leyes de Estados Unidos”.

Según los acuerdos, las agencias de aplicación de la ley regionales de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento (OSHA por sus siglas en inglés) y su División de Horas y Salarios cooperarán con los consulados locales de los cuatro países. Conjuntamente, los consulados y las agencias del Departamento de Trabajo implementarán iniciativas de alcance para informar a los trabajadores migrantes sobre las leyes en materia de salud, seguridad y salarios aplicables en EE. UU.

Las asociaciones ayudarán a la División de Horas y Salarios y a la OSHA a aplicar las leyes estadounidenses de manera más efectiva, especialmente en las industrias de alto riesgo y bajos salarios. Esta cooperación también ayudará a ambas agencias a identificar los problemas que enfrentan los trabajadores migrantes y a centrar las iniciativas de aplicación de las leyes laborales.

Así que ecuatorianos trabajando en los EE.UU., desde ayer tienen las puertas de los consulados ecuatorianos abiertos para presentar sus denuncias de acoso o explotación laboral en sus lugares de trabajo. Como en otros casos de trabajo, la confidencialidad es un hecho. No se comparte este tipo de información con otros departamentos del gobierno norteamericano. Además conforme lo expresara la embajadora en Washington, los ecuatorianos deben sentirse como en su casa cuando entren a una Embajada de su país.

Se espera entonces mayores campañas informativas de parte de los organismo firmantes para explicar sobre los derechos que tienen los trabajadores. Los consulados de cada país firmantes (en este caso el Consulado Ecautoriano en cada estado de la Union Americana) se convertirán en las oficinas que proveerán la asesoría a sus connancionales respecto a sus problemas en sus respectivos lugares de trabajo.

Asambleísta hace mención de los ecuatorianos en los Estados Unidos

Varios de los eventos para los ecuatorianos en Estados Unidos se realizan fundamentalmente en Nueva York, a pesar de las gestiones que se realizan en Nueva Jersey. Uno de ellos  datoseguro.gob.ec y  el anuncio del servicio de Seguro Social voluntario para ecuatorianos en norteamérica.

Existe un alto viaje de turismo internacional entre las representaciones políticas y gubernamentales del gobierno de Correa y a ellos les gusta mucho hablar de los inmigrantes en los EE.UU. Olvidando que este país tiene 52 estados y los ecuatorianos (registrados) solo están en New York, New Jersey, Florida, Chicago, California , Pensylvania y Maryland. En oportunidades hasta hemos criticado la labor de una de las personas más visibles para los inmigrantes en este país — así sea solo en las redes sociales e internet.

También he aprendido que el redimiento y efectividad del dinero invertido tiene estrecha correlación con los benficios para los que este se destina. Y aunque no tengo datos, tengo dudas suficientes para creer que el costo de la propaganda gubernamental excede los beneficios reales de los inmigrantes ecuatorianos en Norteamérica. Acaso los ecuatorianos no deben estar vigilantes de cómo se gasta el dinero de sus impuestos? Suena interesante ver como se preocupan por los inmigrantes pero hace falta una evalución del impacto real de dichos esfuerzos.

Linda Machuca en su sitio web  agradece a  ese más de un millón de ecuatorianos en Norteamérica,  por el soporte durante su gestión a mediados del mes que decurre en los EE.UU: “Por su apoyo y compromiso incondicional mi sincero reconocimiento en todas las actividades desarrolladas durante mi estancia en Estados Unidos en las que hicieron acompañamiento a las reuniones sociales y de trabajo, por sus valiosos aportes y acciones para lograr la apertura de la Casa Legislativa en New York“.

La deuda nacional de los EE.UU. Futuro y pespectivas. Parte I

Los EE.UU. es la potencia más poderosa del mundo desde el punto de vista militar y económico. El dólar a pesar de la crisis económica sigue siendo la moneada de la economía global. Al 2011 la deuda nacional de los Americanos o norteamericanos más propiamente dicho, ascendía a los 10 trillones pero el interés por esa deuda fue apenas 200 billones anuales, lo cual a su vez solo representa el 10 por ciento de lo que el gobierno cobra por impuestos durante un año.

Cómo es posible que el país más poderoso del mundo tenga tan alta deuda y hasta un déficit presupuestario?

Algo que hay que entender es que cada vez que los políticos reducen los impuestos, eso se traduce en incremento de deuda externa. El déficit en el presupuesto nacional para el 2012 y en que estuvieron enfrascados Demócratas y Republicanos, fue de mas de un trillón (1,3 = diferencia entre los 3,5 trillones de gasto y los 2,2 obtenidos por ganancias). Por lo cual es muy importante controlar el gasto público. El debate se centra en si vale la pena incrementar el gasto federal en rubros que son beneficiosos para el pueblo como el Seguro Social, Medicare, y Medicaid.

Uno de los problemas es que los norteamericanos desconocen cómo gasta el gobierno el dinero del presupuesto. Muchos dicen no recibir nada de ayudas cuando reciben servicios de Medicare y cobran su cheque en el Seguro Social, por ejemplo. No conocen que el 20 por ciento del gasto federal va al Seguro Social y el 13 al Medicare.

Cada vez que un país tiene un déficit debe pedir dinero, en el caso de los EE. UU vendiendo bonos federales. Esa deuda se sigue acumulando a la deuda nacional. Aunque los déficit son fluctuantes debido a la características de la economía, también es cierto que mientras mayor es la deuda mayores son los intereses a pagar. Pero es la economía la que genera los recursos para pagar dicha deuda, así que lo que realmente cuenta es esa deuda en proporción a la economía más comúnmente conocido como Producto Interno Bruto (PIB). O el valor de todos los productos y servicios producidos por un país en un determinado año.

Para el 2010 los EE. UU. tenía una deuda nacional de 9 trillones (unos 29 mil dólares por persona, lo cual equivale al 62 por ciento de su PIB). Por ello los norteamericanos están de acuerdo que se debe reducir el gasto particularmente en programas que no son necesarios e indispensables. No debe tocarse el Seguro y el Medicare pero sí puede reducirse el de la ayuda internacional que aunque muchos creen que es mayor, esta es de apenas el 1 por ciento del presupuesto nacional.

Tipos de gasto

Existe un gasto que se llama primario y que para el caso representan los 3,3 trillones de los que hablábamos arriba. Pero este gasto se clasifica en gasto obligado y gasto a discreción. El gasto discrecional es aquel que depende de la aprobación del Congreso norteamericano cada año fiscal. Estos gastos incluyen los que se realizan en defensa, cuidado de salud de los veteranos, educación y vivienda. El obligado como su nombre lo indica, no requiere de la aprobación del Congreso. Generalmente el gasto obligado va a programas como el Seguro Social, Medicare, Medicaid y estampas de comida.

Es el gasto obligado el que domina el presupuesto federal. En el 2010 fue de 1.9 trillones o el equivalente al 59 por ciento del gasto primario, distribuido así: Seguro Social ($701 billones), Medicare (446 billones) y Medicaid (273 billones). A partir de 1962 el gasto obligado subió de un 28 por ciento al 59 por ciento en el 2010 y se espera que para el 2021, y siendo muy conservadores ese porcentaje sea más de las dos terceras partes de este mismo gasto.

Existe un dato importante a considerarse. Los impuestos sobre el salario destinados al Seguro Social tienen un tope que es de $106,800, al 2011. Es decir que todos aquellos que ganen más de eso anualmente (es decir los ricos de este país) ya no pagan impuestos. El impuesto al Medicare en cambio no tienen limites y se cobra sobre todo el valor del salario.

Todo esto significa que los impuestos de nómina son regresivos: la clase pobre y de clase media pagan un porcentaje mayor que los ricos. Por ejemplo, si alguien hace 50 mil al año llega a pagar un 15,3 de su salario o sea $7,650. Pero alguien que haga 200 mil solo paga $19,043 en impuestos de nómina debido al límite de pago que tabulado representa solo un 9,5 por ciento de sus ingresos. Son los pobres y la clase media los que pagan el servicio de retiro y medicare de algunos poderosos en este país, que sí lo cobran. Sin embargo de todo de acuerdo al Tax Policy Center, el sistema de cobro de impuesto en su conjunto permanece ligeramente progresivo de acuerdo con esta tabla.

El déficit debe ser entendido como la deficiencia que tiene el estado para suplir sus gastos. Los ingresos para el país entonces provienen de los impuestos individuales, las contribuciones al Seguro Social, los impuestos de las corporaciones y otros impuestos como los de los cigarrillos, alcohol, gasolina, aduanas, y los provenientes de los estados adherentes. Las corporaciones entonces se preocupan más por reducir sus impuestos que según ellos, están en el segundo lugar de los más altos entre los países desarrollados. Por cada dolar invertido las corporaciones pagan 35 centavos. Y eso cuando no se la exime de pagarlos debido a acuerdos fiscales y políticos. O pagan realmente poco.

Lo que debemos entender y que los políticos no lo dicen claramente, es que una reducción de impuestos significa menos ingresos para el estado y por consiguiente más déficit conjuntamente con un incremento de la deuda externa. Mientras los millonarios se le pone un limite para el pago de sus ingresos, son ellos mismos los que ven sus impuestos reducidos no como individuos sino como empresas y corporaciones. De esa manera asaltan los fondos con lo que operan servicios sociales como el Seguro Social y Medicare. En 1983 el 10 por ciento de ingresos por concepto de salario (aquel que sobrepasaba el límite taxable) no estuvieron sujetos a impuestos. En el 2010 fue del 16 por ciento.

La salud a expensas de las decisiones políticas en Washington

Ya en el 2010 el Seguro Social no tuvo dinero para pagar los beneficios de sus participantes. Y con una población que envejece (la esperanza de vida de un norteamericano creció de 75, 3 en el 90 a 77, 9 en el 2007) eso se complica. La ausencia de dinero para suplir los beneficios del Seguro Social significa que la relación retirados/trabajadores sigue bajando y la esperanza de vida crece. Mientras esto tiene menos efecto sobre el presupuesto es el Medicare el que ofrece un crecimiento desmedido, mayor a la inflación y a la economía misma del país. Esto a pesar de que los EE.UU paga el doble por persona en cuidados de salud que los países industrializados pero los resultados son mediocres para llamarlos de la mejor manera.

El balancear los presupuestos venideros parece no ser de interés cuanto recortar el gasto público. Pero se pretenden detener el gasto recortando el gobierno administrativo que no es muy extenso y bajando taxes. Si se suspenden los beneficios de esos recortes aplicados en el 2001-2003 durante el gobierno de Bush la economía tiene esperanzas de balancearse, sino este país seguirá en una espiral de desfinanciamiento que para el 2035 sobrepasaría el 100 por ciento. Es esto lo que debemos tener claro ahora que se vienen las nuevas elecciones presidenciales en los EE.UU., independientemente de si Obama o Romney gana las elecciones.

Nota del editor: Los datos pueden ser contrastados con la investigación realizada por Simon Johnson y James Kwak, aparecidos en el libro: White House Burning. The founding fathers, our national debt and why it matters to you.

Foto de Mladen Antonov.