Guayaquil, José Joaquín de Olmedo y su independencia.

El malecón 2000 y de fondo el majestuoso Guayas. Foto de Iván Utz en Flickr.

El malecón 2000 y de fondo el majestuoso Guayas. Foto de Iván Utz en Flickr.

Guayaquil y su gente estuvo de fiestas ayer, entre desfiles tanto estudiantiles como de la fuerza terrestre y marina, hicieron por un momento olvidar los problemas que Guayaquil tiene, su latente e interminable inseguridad y la diferencia en estilos de vida entre los que tienen dinero y los pobres que no alcanzan muchas veces sino a comer.

Entre todo esto los dos personeros, provincial y nacional se dedicaron fue a atacarse mutuamente como si eso solventase las necesiades de la mayoría de los guayacos. Nebot refiriéndose a Correa ha sentenciado: Quien no quiere razonar es un fanático, quien no puede es un tonto y quien no se atreve es un esclavo. Mientras que el Presidente fustigó a los socialcristianos y al Alcalde: Recuerden quienes son los que pusieron los jueces del Guayas donde talvez peor funciona…Está claro que no les interesa de verdad combatir la delincuencia, les basta con mantenerla alejada de sus lugares, de sus viviendas, de sus trabajos…

Pero muy poco dijeron realmente de la verdadera celebración –o al menos la prensa tradicional le dió mas crédito a sus palabras de remordimiento que su anhelo de revivir la gesta libertaria.

Fue una buena oportunidad para revivir lo que Galeano, allá en el 92 escribía, del cómo la historia cambia según la voz que la cuenta. En América, en Europa o en cualquier otra parte. Lo que para los romanos fue la invasión de los bárbaros, para los alemanes fue la emigración al sur, decía. Del cómo con la independencia muchos latinoamericanos perdimos a esa América ciega al racismo. No es un problema solo de los paises del primer mundo, la diferencia de clases sociales existe en nuestros paises latinamericanos.

Qué hace un ecuatoriano cuando sube un indígena, que viajando en el mismo bus de transporte, se sienta a la lado de él? La respuesta la tiene usted mismo.

La Independencia de Guayaquil bien pudo servir para llamar a un cambio de mente y luego de accionar entre la poblacion costenia y ecuatoriana; en fin los políticos no siempre considen con los pensadores de la talla del Dr. José Joaquín de Olmedo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s