Nunca es tarde para aprehender

Es muy típico escuchar a la gente lamentarse de estar muy jovenes o muy viejos para aprender algo o alguna deztreza. Por ejemplo mi hijo tiene tremendos problemas de coordinación motora y por eso cuando tiene que bailar (cosa que su padre lo sabe hacer muy bien) siente pena y la mejor salida es noContinue reading “Nunca es tarde para aprehender”

Las virtudes de un libro

Hace unos meses  Melvin me cedía la posta en algo que no conozco, pero sí publicó  una cadena literaria la que hoy me estoy uniendo luego de leer a Deakialli en donde se dice que “un libro es materialmente perfecto cuando es grato de leer y gustoso de meditar”. Pues por esa misma razón quieroContinue reading “Las virtudes de un libro”