“Me he de comer esa tuna aunque me espine la mano”

El amor es parte de la naturaleza humana – Foto de Pedro Ribeiro Simões en Flickr.

Debo empezar diciendo que no soy un psicólogo y lo que voy a decir solo refleja un poco de mi experiencia y por supuesto el aporte de expertos en la materia.

En nuestra cultura aún existe la creencia de que la mujer debe jugar un rol pasivo cuando se trata de los asuntos de alcoba. Y es el hombre el que tiene que luchar cuando persigue sus objetivos, sean estos de conquistar a la dama o simplemente complacer sus naturales instintos sexuales.

Es común escuchar que las mujeres se las conquista por el oído y a los hombres por la vista. De ahí que, para el caso del sexo bello, alguna veces tiendan a confundir sus reales sentimientos. Si les gusta mucho un hombre puede que estén confundiendo sentimientos con proceso de enamoramiento, dos términos totalmente diferentes como amor y lujuria. Puede usted amiga creer que existe una conexión con aquel caballero, cuando en la mente de él solo existe la idea de sexo y enamoramiento.

Pero a los hombres les sucede igual, algo parecido. Sin analizar su reales oportunidades se empecinan en conseguir lo que no pueden y se hacen promesas como la que es típica: ‘Me he de comer esa tuna, aunque me espine la mano“. Ejemplificando que aunque ven sus posibilidades perdidas, no han deshechado la esperanza no solo de conquistar a la chica de sus sueños pero hacerle el amor, a cualesquier costo.

Por eso mismo necesitamos tener muy en cuenta aquello que Argénida Romero compartiera en Facebook: “La violencia contra la mujer no es un flagelo exclusivo de los hombres. Toda la sociedad contribuye a que este mal social se perpetúe, especialmente las mujeres en su papel de madres. Hay que empezar criar hombres que vean en la mujer a un ser igual, y no una mercancía que se usa y se desecha”.

Una persona, al igual que alguien de la familia y especialmente una dama, necesita lo que se conoce como las tres A’s: Attention, Appreciation, And Affection (Atención, aprecio y afecto o cariño).

El tratamiento que una mujer reciba no solo va a contribuir a que se llegue a final realización, un relación; pero igualmente puede ser la causa de un rompimiento. Fitness Magazine y Match.com comisionaron unas encuestas al respecto y lo que han encontrado es que las mujeres ( más que los hombres) son más propensas a considerar un mal tratamiento en la alcoba como la causa de la terminación de una relación o del mismo matrimonio.

Si la relación íntima sucede dentro del matrimonio entonces hay que mantenerlas vívidas. Estadísticas presentadas por la Universidad de Indiana dejan entrever que aunque un 18 por ciento de las parejas no han tenido sexo durante el último año (se refieren al 2009), son los solteros los que menos actividad sexual tuvieron con un 61 que no tuvieron dicha actividad. es decir las relaciones sexuales placentera siguen sucediendo dentro del matrimonio.

Pero esa llama del amor post matrimonial suele apagarse al cabo de los primeros dos años. El secreto si es que se le puede llamar así, es mantener conversaciones totalmente abiertas y cada día mostrar más de lo que somos. Recuerda lo que hacia que quisiera abrir los botones de la prenda que llevaba el otro con toda prisa? Era la novedad, esa confianza y la despreocupación que nada de lo que hiciera pudiese cambiar su vida. Pero estar desnudo todas las noches apaga ese entusiasmo.

Un estudio realizado en la Gran Bretaña da cuenta de que la plenitud sexual ocurre al rededor de los 30. En las mujeres a los 28 y en los hombres a los 33 años. Pero también se reconoce que la salud y las condiciones físicas de una persona son determinantes y que por lo tanto no se puede decir con certeza que esas edades sean absolutas.

Existen igualmente tabues. No crea todo lo que le digan. Averíguelo por usted mismo. No son los hombres los únicos que consiguen el orgasmo de inmediato, existen mujeres también. Y no crea que cuando una mujer gime y grita es porque el hombre está cumpliendo su rol. Esa una forma social de simplemente darle seguridad a su hombre u obligarlo a llegar a un orgasmo lo más pronto posible. El calor y los lugares de temperaturas altas estimulan las relaciones íntimas.

La potencialidad de la libido refleja su estado de salud en general. Y una persona sexualmente sana no solo indica una vida balanceada sino unos beneficios propios para su salud. Una libido sana es equivalente una persona sana. No tenga pena ni miedo si de pronto siente una atracción hacia alguien y siente ese prurito de comérselo, ahí mismo.

Mire en dirección de la naturaleza. Ahí no existen condiciones de antes o después del matrimonio. Tampoco podrá notar etiquetas como madre soltera o padre soltero. Solo en la raza humana existen. Vea las aves, los mamíferos y hasta aquellos seres que viven en el mar. Solo siga el proceso natural. Cuando esta lista/o, es que lo está y punto.

Advertisements

One thought on ““Me he de comer esa tuna aunque me espine la mano”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s