Puerto Príncipe: Después de una semana…

Anoche veía la telemaratón organizada por Sabado Gigante y Univisión durante cinco horas. Al final, el conductor se resistió a dar a conocer el monto recaudado y es que tiene razón, A Haití le tomará años recuperarse de dicha trajedia. Eso acompañado al alto gardo de pobreza, los contanstes desgobiernos y un ínidice de analfabetismo que bordea el 34%.

Mientras traducía un artículo escrito por Nicholas Laughlin notaba como la presan alarmista manipula y tergiversa en muchas ocasiones la noticia. Seguro que usted escuchó de saqueos y de gente desesperada, pero no le han contado de la parte alat xde Puerto Príncipe dónde vive la gente acomodada y tampoco han escuchado que no todos en la capital caribeña estan tristes y desesperados.

He aquí las dos transcripciones que más nos llamaron la atención:

La ayuda y la dispersión de la ayuda ES política. La experience dice, la política nunca se detiene. Cuáles familias están obteniendo ayuda?

He sido llevado a creer que la búsqueda y las operaciones de rescate tienen una prioridad para con el ciudadano de los EE.UU.

No me malinterpreten, estoy diciendo cosas que he escuchado. Búsqueda y rescate todavía están aquí, esa es una buena señal. Yo he salido con ellos dos veces.

Yo no estoy amargado. Trato de conseguir una visión completa de lo que está pasando así que hago preguntas. Hacer preguntas mejora los resultados.

Son los tweets de Richard Morse un hombre de hoteles y músico en Puerto Príncipe. Y los comentarios del periodista Nico Jolliet, citado por Laughin in his post:

El calor es insoportable en las carpas improvisadas y tiendas de campaña, sobre todo con gente de cocinando debajo de ellas.

Pero lo que me sorprende es lo bien conservado que está, teniendo en cuenta que no hay letrinas, botadores de basura, o cualquier otra cosa …. La gente es amigable y de buen carácter, los niños juegan, las mujeres lavan la ropa en tinas de plástico o cocinan lo que queda de comida en las estufas de carbón. Se ocupan de los heridos lo mejor que pueden …. Sin embargo, ninguna ayuda les ha llegado. Sólo vi a un médico haitiano que trabaja con los pocos suministros poco que salvó de su casa. Después de pasar por tan terrible experiencia parecen mantener unidos y resistir.

Llegando, llegaste! O el camino a un paraíso desconocido.

Uno se encuentra en la encrucijada del camino sin saber a donde ir. Un año termina y otro comienza. Unos celebran y a otros les es indiferente, pero al final del tunel todos llegamos al mismo lugar.

A Milton II le era muy complejo entender filosofia. Cómo el existencialismo se diferenciaba del positivismo y del materialismo y vaya usted a entender la pequeña o ninguna diferenciación con el neopositivismo. Y si quieren nombres entonces debo mencionar a Nietzsche, Heidegger, Camus, Kundera y últimamente Richard Taylor. Qué importa cuánto adquirió ese Milton I, ese joven que al fin y al cabo y luego de decirse marxista, terminó en los brazos de una doncella, el capitalismo.

En los albores del Milton III, solo nos queda el recuerdo de nuestros primeros años cuando descubríamos quiénes éramos. Esas primeras miradas furtivas y el encuentro sensual con la mirada de una chica. Llegando llegaste era nuestra fuente de inspiración.

Esta semana y a propósito del paso a mejor vida de Sandro, conversaba con un amigo 10 años menor que nosotros y mientras tarareaba un tema de nuestro agrado, me acerco y le pregunto: Qué edad tienes? Me responde, 33. Y no puedo contener la siguiente interrogante, cómo es posible que te guste la misma música que a mi me agrada si eres 10 años más joven?

La respuesta es simple: De niños crecimos escuchando canciones que al transcurrir del tiempo terminan agradándonos.

Y eso me lleva al recuerdo de las canciones que no me agradaban cuando las escuchaba mi señor padre, y que hoy las añoramos, o porque estamos lejos de nuestra tierra o porque simplemente ese existencialismo muy nuestro lo llevamos en la corteza más interna de nuestro cerebro.

Sandro era – y creo seguirá siendo, uno de nuestros favoritos. Para decir, que el video que sigue nos permitía repasar de memoria lo que debíamos decirle a las chicas, nervisos y poco seguros de cómos siquiera acercarnos a ellas. Vayan años dorados!